Con premio

Con premio

0 844
Clergymen attend a mass celebrated by Pope Francis (C) at the site known as the Cenacle, or Upper Room, bringing into sharp focus a decades-long debate over prayer rites at the site where Christians believe Jesus had his Last Supper on May 26, 2014 in Jerusalem's Old City. Pope Francis called for people of all faiths to have access to often hotly-contested sacred sites in Jerusalem, on the final day of his whirlwind Middle East trip. AFP PHOTO/ POOL / JACK GUEZ

Cuando era más niño me encantaba ir a adquirir la despensa con mi madre y recuerdo la primera vez que me dijo qué cereal deseas adquirir. A nivel personal si bien no lo creas, fue lo más emocionante en ese entonces.

A lo mejor te preguntarás, ¿Por qué razón? Bueno la verdad era porque era mi oportunidad de adquirir el cereal que trajera un juguete dentro: UN PREMIO, y la verdad solo escogía el cereal de ahí que. De igual modo me compraba los chocolates que traían un premio dentro por lo mismo era apasionante pensar en lo que iba a salir.

Como hijos de Dios tenemos un premio adentro, que es a Jesucristo nuestro S. y es un premio que debemos compartir con los demás. La Biblia dice:

«El espíritu de Dios está sobre mí, porque Dios me escogió y me mandó para dar buenas noticias a los pobres, para consolar a los afligidos, y para anunciarles a los presos que pronto van a quedar en libertad. »Dios también me mandó para anunciar: Éste es el tiempo que Dios escogió para darnos salvación, y para vengarse de nuestros enemigos”. (Isaías 61:1-2 TLA)

Así que, es tiempo que salgamos y demos a conocer ese premio que tenemos, a aquellos que aún no lo tienen y lo precisan. Es tiempo de salir y llevar las buenas nuevas, pararnos de la computadora, dejar la televisión para más tarde, tiempo de pararnos del sofá y predicas las buenas nuevas.

Jorge Ricardo Rivera. Twitter.com/_jorgerrz

Siguenos y compartenos en Facebook

SIMILAR ARTICLES

0 1079

NO COMMENTS

Leave a Reply

*